domingo, 31 de marzo de 2013

DOMINGO DE GLORIA CON HÄENDEL

.

    Rembrandt

                                                                                                         Filippo Lippi


   

  George Friedrich Häendel

"La resurrezione"
Oratorio estrenado en Roma el Domingo de Pascua de 1708

Cecilia Bartoli canta en el rol del ángel:
"Diserratevi o porte d'Averno"
(algo así como: ¡Que se abran las puertas del Hades!)

Concert au Châtelet en Paris en 2000
Dirección: William Christie



                                                                                                                 Filippo Lippi

jueves, 28 de marzo de 2013

SEMANA SANTA CON BACH - DOS





                                                                      

Johann Sebastian Bach

La Pasión según San Mateo
aria:  Ten Piedad

Julia Hamari, contralto 


Münchener Bach Orchester, Chor & Chorbuben
dirección: Karl Richter




imágenes: tres detalles de la obra de William-Adolphe Burguereau: Piedad de 1876 - Digitalizados para Sitios en el Corazón




.

miércoles, 27 de marzo de 2013

SEMANA SANTA CON BACH - UNO

. 

        ©Musée d´Orsay/Odilon Redon - Le Sacrée Coeur - 1910  
                                                                      


   
  Johann Sebastian Bach

La Pasión según San Mateo
aria:  Solo la sangre querido corazón

Hana Blažiková

 Coro y Orquesta del Collegium Vocale Ghent Direcció musical Philippe Herreweghe 28 de Marc de 2010, la Filarmónica de Colonia
                                                                           


©Centro Pompidou/Georges Rouault - Le Sacré Coeur



martes, 26 de marzo de 2013

EQUO CENSURA

.
 
EQUO censura las palabras de Cifuentes que criminalizan a la PAH
 
EQUO ha tachado de inadmisible que la delegada del Gobierno en Madrid, Crisitina Cifuentes, haya intentado relacionar a la Plataforma de Afectados de la Hipoteca con el entorno de ETA. A juicio de la formación, dichas declaraciones suponen un intento de desviar la atención del clamor popular que presiona al Gobierno para reformar la ley hipotecaria y paralizar los desahucios. De hecho, la mayoría de los ciudadanos, según diversas encuestas, apoyan las medidas que establecía la Iniciativa Legislativa Popular de la PAH.
Para EQUO es inaceptable que el Partido Popular acuse a la PAH de adoptar una "estrategia política radical" mientras sigue anclado en el inmovilismo ante el drama de los desahucios, que han condenado a la exclusión social a más de 400.000 familias desde el inicio de la crisis.
EQUO ha exigido al Gobierno de España que aplique el plan de mínimos planteado por la PAH: dación pago, alquiler social y moratoria de los desahucios de vivienda habitual. Para la formación política, criminalizar la protesta ciudadana no es digno de un Gobierno elegido de manera democrática.

EQUO
 

lunes, 25 de marzo de 2013

UNA LEYENDA



                ©Suzanne Lafont/CentrePompidou - Le marcheur - 1997


"Una leyenda dice que si usted no puede dormir por la noche es porque está despierto en el sueño de otra persona"
 
anónimo

domingo, 24 de marzo de 2013

BRUCE LEE: SOBRE EL MOVIMIENTO

.

      ©Francis Bacon - Figura en movimiento - 1978 -
       saturación acentuada para Sitios en el Corazón 
 
 
El conocimiento depende del tiempo, mientras que el saber no. El conocimiento es una fuente de acumulación, de conclusión, mientras que el saber es un continuo movimiento.
 
 
 Hay que buscar el buen equilibrio en el movimiento y no en la quietud.  
 
Cada movimiento es uno en sí mismo sin las artificialidades con las que la gente tiende a complicarlo. La manera sencilla es siempre la manera correcta.  
 
La vida nunca es estancamiento. Es movimiento constante, movimiento sin ritmo, pues como nosotros que cambiamos constantemente, las cosas viven moviéndose y ganan fuerza mientras lo hacen.
 
La verdad es la relación con el contrario; constantemente en movimiento, vivo, nunca estático.
 
 
 
 
 
  ©Gilberto Olguín - Sergio Canadé durante una sesión de Psicodanza - 1973 
 
 
 
                                                                                           ©Getty/images - Berlinae - 1978 
 
 
  ©Gilberto Olguín - Sergio Canadé durante una sesión de Psicodanza - 1973
 
 

sábado, 23 de marzo de 2013

BACON - PAPÁ REMBRANDT Y LA PINTURA

.

©Ben SmithRembrandt consuela a Francis Bacon - Sidney - 2012



©Irving Penn - retrato de Bacon en su estudio con Rembrandt detrás
 
 
 
 

©Francis Bacon - Collage a partir de los fragmentos de una imagen de Rembrandt
 
 
 
 
Uno de los libros de Bacon
 
 
 
 
 

viernes, 22 de marzo de 2013

GARZÓN Y FRANCISCO

.

                                                                                       ©Getty/Image - Baltasar Garzón


El exjuez español Baltasar Garzón, asesor de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de Argentina, planteó este jueves en Buenos Aires que Francisco, el nuevo papa argentino, “puede abrir los archivos del Vaticano para conocer la información de la época de la dictadura” militar (1976-1983) de este país sudamericano “en la que se enviaron mensajes de aquí”, en referencia a la nunciatura apostólica (embajada de la Santa Sede), “hacia allí”. “Sería una forma de cooperar con las víctimas”, propuso Garzón, que participó en un acto de homenaje a los inmigrantes que padecieron bajo el régimen de Argentina.

Ver más


jueves, 21 de marzo de 2013

ARTHUR RIMBAUD - AVENTURA

.

 
El retrato que vemos fue pintado por Louis Forain, quien fue amigo de Rimbaud (en el retrato tendría 17 años) y llegó a compartir habitación con él en la calle Campagne-Première, en Montparnasse, y quien más tarde se distanció del mismo por la polémica que le rodeaba continuamente. Forain, a quien llamaban Gavroche, comenzó a trabajar con el cariturista André Gill, quien también le prestó ayuda a Jean Arthur, y luego se unió al grupo de Manet y Degas hasta formar parte de los impresionistas
 


AVENTURA

I

Con diecisiete años no puedes ser formal
-¡Una tarde te asqueas de jarra y limonada,
de los cafés ruidosos con lustros deslumbrantes!
-Y te vas por los tilos verdes de la alameda.

¡Que bien huelen los tilos en las tardes de junio!
El aire es tan suave que hay que bajar los párpados;
y el viento rumoroso - la ciudad no está lejos.
los aromas de vides y aromas de cerveza.

II

De pronto puede verse en el cielo un harapo
de azul mar, que la rama de un arbolito enmarca
y que una estrella hiere, fatal, mientras se funde
con temblores muy dulces, pequeñita y tan blanca...

¡Diecisiete años!, ¡Noche de junio! - Te emborrachas.
La savia es un champán que sube a tu cabeza...
Divagas; y presientes en los labios un beso
que palpita en la boca como un animalito.

III

Loca, Robinsonea tu alma por las novelas,
- cuando en la claridad de un pálido farol
pasa una señorita de encantador aspecto,
a la sombra del cuello horrible de su padre.

Y como cree que eres inmensamente ingenuo,
a la par que sus botas trotan por las aceras,
se vuelve, alerta y, con un gesto expresivo...
- y en tus labios, entonces, muere una cavatina...

IV

Estás enamorado. Alquilado hasta agosto.
Estás enamorado. Se ríe de tus versos
Tus amigos se van, estás insoportable
-¡Y una tarde, tu encanto, se digna, ya, escribirte...!

Y esa tarde te vuelves al café luminoso,
pides de nuevo jarras llenas de limonadas...
-Con diecisiete años no puedes ser formal,
cuando los tilos verdes coronan la alameda.



23 de Septiembre de 1870. Escrita a los 16 años.                                                   




21 de marzo Día Mundial de La Poesía 
 

miércoles, 20 de marzo de 2013

PRIMAVERA 2013: AMAPOLA


.


 
 
 
Amapola, sangre de la tierra;
amapola, herida del sol;
boca de la primavera azul,
amapola de mi corazón!

¡Como ríes por la viña verde,
por el trigo, por la jara, por
la pradera del arroyo vivo,
amapola de mi corazón!


Novia alegre del corazón grana;
mariposa de carmín en flor;
amapola, grito de la vida
amapola de mi corazón.
 
 
 
 Juan Ramón Jiménez


 
 .

martes, 19 de marzo de 2013

UNA FOTOGRAFÍA (27)

.


 
una fotografía de Alfred Einsenstaedt
19 de marzo:  Día del padre 
 
Hombre de pié, con una muñeca bajo el brazo en una calle cercana al Mercado de Les Halles en París.
Restauración digital para Sitios en el Corazón
 

EL SUEÑO DEL PADRE



"Si usted se despierta en otro momento, en otro lugar, ¿podrías despertar como una persona diferente?"
Club de la lucha (1999)

El sueño del padre

mi padre se quejaba seguido por unas puntadas
se frotaba la espalda diciendo malas palabras
o aplastado de pronto por tanto cansancio
se caía del sueño como una bolsa en cualquier lado

las piernas separadas el mentón sobre el pecho
se dormía hundido por el peso del trabajo
e incluso empujaba a veces su plato en la mesa
y se quedaba dormido con la frente entre las manos

entonces le sacábamos la servilleta con mucho cuidado
sacábamos los cubiertos bajo su frente y sus manos
juntábamos furtivamente la mesa
y nos íbamos del comedor en puntas de pie

para que pudiera descansar como se debe
le dejábamos la frente apoyada en la mesa
dormía vencido como un animal muerto
pero más tarde escuchábamos gritos en el comedor

aullaba porque se le iba el sueño
su cuerpo entumecido le dolía en todos partes
sus dedos le dejaban marcas rojas en la piel,
se despertaba enojado: qué bueno había sido

irse tan lejos de todas las preocupaciones.
injuriando refunfuñando se iba a la cocina
a tomar una taza de café negro con Marie,
después salía arrancaba escuchábamos

las ruedas sobre la grava se terminaba el miedo
volvíamos a nuestros juegos
a nuestras guerras fratricidas 
 
 
William Cliff
 
.

DIA DEL PADRE

.

Kid en la parte posterior de su padre (Francia). Ca. 1898. Fotografía álbum del arquitecto Charles Girault.   ©ADOC-photos
34330188

falso

ac540753-c838-47de-aea3-36aa77c53511
...."Tres segundos bastan a un hombre
para ser progenitor,
....Ser padre es algo muy distinto.

En rigor solo hay padres adoptivos.
Todo padre verdadero en rigor ha de adoptar a su hijo."
RM

42

311
Françoise Doltó
 
falso

42-34330188
 

lunes, 18 de marzo de 2013

RONALD D. LAING - SONETO Nº7

.


                                                          ©George Tooker - pareja - óleo


Soneto Nº7

Si por lo menos quisieras decirme que todavía 
me quieres. Entonces fingiría haber comprendido
que tienes tus propias cosas que hacer. En algún sitio
encontraré la fuerza para desearte tu propio bien.
No creas que con halagos te podrás dispensar.
No creas que no puedo superar la meta.
No tienes ni una pizca de generosidad.
¿No puedes tú, que eres tan embustera, decir una mentira más?

No cuesta tanto sacrificio hacerme ser dulce,
y es mejor para ti que si me vuelvo áspero.
Únicamente tienes que decir que cuando nos encontramos
no podías vivir ni respirar, en espera de esta hora.
Serás recompensada más de lo que puedes adivinar
si me ayudas a disfrazar mi dureza.
 
Ronald Laing

de su libro Sonetos y aforismos
traducción Silvia Furió


 

domingo, 17 de marzo de 2013

EXISTENCIALISMO: LA MUSA

.




JULIETTE GRECO
 
BONJOUR TRISTESSE
música: Georges Auric
letra: J.Datin / Henri Lemarchand
 1958.


DEPUIS QU'ON EST ENSEMBLE
TU VIENS CHAQUE MATIN
ME DONNER LA PREMIERE CARESSE
BONJOUR TRISTESSE


AMIE QUI ME RESSEMBLES
TU EST LE SEUL MIROIR
OU JE PEUX CONTEMPLER MA JEUNESSE
BONJOUR TRISTESSE

TU SAIS LE SECRET DE MA PEINE
CAR C'EST TOI QUI L'A BERCE
ET S'IL LE FAUT QUE JE ME SOUVIENNE
TU VIENS POSER TA MAIN SUR LES MIENNES
ET TOI TU N'OUBLIES JAMAIS
DEPUIS QU'ON EST ENSEMBLE
TU ES MON SEUL AMOUR
J"AI TROP DE FAIBLESSE
POUR TE QUITTER
BONJOUR TRISTESSE

DEPUIS QU'ON EST ENSEMBLE
TU ES MON SEUL AMOUR
ET J'AI TROP DE FAIBLESSE
POUR TE QUITTER
BONJOUR TRISTESSE..

 
 
 
 
                                              ©Guy Le Querrec 1964 Paris Theatre of Bobino
 
                                                             ©Guy Le Querrec1964 Paris Theatre of Bobino
 
                                                                                                       ©Elliot Erwitt - 1962
 
Desde que estuvimos juntos
tú vienes cada mañana
para darme la primera caricia
Buenos días, tristeza
 
Amiga que me lo recuerdas
tú eres el único espejo
donde puedo contemplar mi juventud
Buenos días tristeza
 
Tu conoces el secreto de mi pena
porque tú me sacudes
y haces que yo recuerde
Tú vienes y pones tus manos sobre las mías
tú no te olvidas jamás
desde que estuvimos juntos
eres mi único amor
y yo estoy demasiado débil
para dejarte
Buenos días tristeza.
 
 
Juliette Greco - Japón 2007- fotografía del Cartel del recital
 
.

sábado, 16 de marzo de 2013

EL TREN A BURDEOS



                                                                                                                             ©Wasifio
                                                                                              
EL TREN A BURDEOS

Una vez tuve dieciséis años. A esa edad todavía tenía aspecto de niña. Era al volver de Saigón, después del amante chino, en un tren nocturno, el tren de Burdeos, hacia 1930. Yo estaba allí con mi familia, mis dos hermanos y mi madre. Creo que había dos o tres personas más en el vagón de tercera clase con ocho asientos, y también había un hombre joven enfrente mío que me miraba. Debía de tener treinta años. Debía de ser verano. Yo siempre llevaba estos vestidos claros de las colonias y los pies desnudos en unas sandalias. No tenía sueño. Este hombre me hacía preguntas sobre mi familia, y yo le contaba cómo se vivía en las colonias, las lluvias, el calor, las verandas, la diferencia con Francia, las caminatas por los bosques, y el bachillerato que iba a pasar aquel año, cosas así, de conversación habitual en un tren, cuando uno desembucha toda su historia y la de su familia. Y luego, de golpe, nos dimos cuenta de que todo el mundo dormía. Mi madre y mis hermanos se habían dormido muy deprisa tras salir de Burdeos. Yo hablaba bajo para no despertarlos. Si me hubieran oído contar las historias de la familia, me habrían prohibido hacerlo con gritos, amenazas y chillidos. Hablar así bajo, con el hombre a solas, había adormecido a los otros tres o cuatro pasajeros del vagón. Con lo cual este hombre y yo éramos los únicos que quedábamos despiertos, y de ese modo empezó todo en el mismo momento, exacta y brutalmente de una sola mirada. En aquella época, no se decía nada de estas cosas, sobre todo en tales circunstancias. De repente, no pudimos hablarnos más. No pudimos, tampoco, mirarnos más, nos quedamos sin fuerzas, fulminados. Soy yo la que dije que debíamos dormir para no estar demasiado cansados a la mañana siguiente, al llegar a París. Él estaba junto a la puerta, apagó la luz. Entre él y yo había un asiento vacío. Me estiré sobre la banqueta, doblé las piernas y cerré los ojos. Oí que abrían la puerta, salió y volvió con una manta de tren que extendió encima mío. Abrí los ojos para sonreírle y darle las gracias. Él dijo: "Por la noche, en los trenes, apagan la calefacción y de madrugada hace frío". Me quedé dormida. Me desperté por su mano dulce y cálida sobre mis piernas, las estiraba muy lentamente y trataba de subir hacia mi cuerpo. Abrí los ojos apenas. Vi que miraba a la gente del vagón, que la vigilaba, que tenía miedo. En un movimiento muy lento, avancé mi cuerpo hacia él. Puse mis pies contra él. Se los di. Él los cogió. Con los ojos cerrados seguía todos sus movimientos. Al principio eran lentos, luego empezaron a ser cada vez más retardados, contenidos hasta el final, el abandono al goce, tan difícil de soportar como si hubiera gritado.Hubo un largo momento en que no ocurrió nada, salvo el ruido del tren. Se puso a ir más deprisa y el ruido se hizo ensordecedor. Luego, de nuevo, resultó soportable. Su mano llegó sobre mí. Era salvaje, estaba todavía caliente, tenía miedo. La guardé en la mía. Luego la solté, y la dejé hacer.
El ruido del tren volvió. La mano se retiró, se quedó lejos de mí durante un largo rato, ya no me acuerdo, debí caer dormida.
Volvió.

Acaricia el cuerpo entero y luego acaricia los senos, el vientre, las caderas, en una especie de humor, de dulzura a veces exasperada por el deseo que vuelve. Se detiene a saltos. Está sobre el sexo, temblorosa, dispuesta a morder, ardiente de nuevo. Y luego se va. Razona, sienta la cabeza, se pone amable para decir adiós a la niña. Alrededor de la mano, el ruido del tren. Alrededor del tren, la noche. El silencio de los pasillos en el ruido del tren. Las paradas que despiertan. Bajó durante la noche. En París, cuando abrí los ojos, su asiento estaba vacío. 



©Jacques Haillot -1974
digitalizada para Sitios en el Corazón

Marguerite Duras
.

viernes, 15 de marzo de 2013

GEORGES BATAILLE, PENDÓN PÓSTUMO





(c)Studio Harcourt-1952-Ministerio de Cultura
de Francia - restaurada para
   ©Sitios en el Corazón
 
 Arrimo mi verga a tu mejilla
La punta roza tu oreja
Lame mis bolsas dulcemente
Tu lengua dulce como el agua
Tu lengua cruda como carnicera
Es roja como un muslo
Su punta es un cucú chillón
Mi verga solloza saliva
Tu trasero es mi diosa
Se abre como tu boca
Lo adoro como al cielo
Lo venero como a un fuego
Bebo en tu desgarradura
Separo tus piernas desnudas
Las abro como a un libro
Donde leo lo que me mata.

  
 
 
Arrimo mi verga...de Poemas Póstumos
  recopilados por Tadée Klossowsky


  ©Jean-Baptiste Mondino - Hombre mirando El origen del mundo de Coubert
 
                                   
 
La crítica, ante el solo nombre de Bataille, se intimida. Al carecer, como considera necesario, de una casuística para abordar sus tinieblas, espera hallarse en un estado de gracia crítico para intentar hacerlo. Los años pasan; las personas siguen viviendo en la ilusión de que algún día podrán hablar de Bataille. Esta ilusión los hace durar de modo paralelo a la importancia capital de su obra. Esta abstención, se convierte en su orgullo. También sin atreverse a enfrentarse con ese toro, por preocuparse demasiado por su reputación.
Un deseo muy vivo: que los jóvenes lo hagan por nosotros, y se atrevan a lo que nosotros no nos atrevemos a hacer, sin esperar - a la vuelta de la esquina - a aquel de nosotros que se atreva.
   Marguerite Duras
 
 
 

jueves, 14 de marzo de 2013

FREUD CON HUMOR

.

                                                              ©Vimeo/Sitios en el Corazón - Ronald D. Laing



"Freud era un héroe. Él descendió a los infiernos y se reunió allí con los terrores sombríos. Llevaba consigo a su teoría como una cabeza de Medusa que convirtió a estos terrores en piedra. "

Ronald D. Laing
 
 

lunes, 11 de marzo de 2013

ELOGIO DEL AMOR

.

                                   ©Musée d´Orsay/Toulouse Lautrec - El beso en la cama - 1892
 
 
Alain Badiou  -  Fragmento de Elogio del amor 

En su obra Condiciones usted rechaza ciertas ideas tenaces sobre el amor, particularmente la concepción del sentimiento amoroso como ilusión, muy querida por la tradición pesimista de los moralistas franceses, según la cual el amor no es más que “el semblante ornamental por donde pasa lo real del sexo” o bien que “el deseo y el goce sexual son el fondo del amor”. ¿Por qué critica esta concepción?

Esta concepción moralista pertenece a una tradición escéptica. Y esta filosofía pretende que en realidad el amor no existe y que no es más que el oropel del deseo. Según esta visión, el amor no es más que una construcción imaginaria pegada sobre el deseo sexual. Esta concepción, que tiene una larga historia, nos invita a desconfiar del amor. Por ello, pertenece ya al registro securitario, porque consiste en decir: “Escucha, si tienes deseos sexuales, realízalos. Pero no te hagas ilusiones con la idea de que es necesario amar a alguien. ¡Prescinde de todo eso y ve derecho al objetivo!” Pero en este caso, yo simplemente diría que el amor es descalificado -o deconstruido, si se quiere en nombre de lo real del sexo.

Sobre este punto quisiera hacer valer mi experiencia viva. Yo conozco, y creo que un poco como todo el mundo, la insistencia del deseo sexual. Mi edad no me lo ha hecho olvidar. También sé que el amor inscribe en su devenir la realización de este deseo. Y es un punto importante porque, como toda una literatura muy antigua nos dice, el cumplimiento del deseo sexual funciona también como una de las raras pruebas materiales, absolutamente ligada al cuerpo, de que el amor es algo más que una declaración. La declaración del tipo “te amo” sella el acontecimiento del encuentro, y es fundamental: compromete. Pero liberar nuestro cuerpo, desnudarnos para el otro, cumplir los gestos inmemoriales, renunciar a todo pudor, criar, toda esa entrada en escena del cuerpo vale como prueba de un abandono al amor. Y, por lo mismo, se trata de una diferencia esencial con la amistad.

La amistad no tiene prueba corporal, resonancia en el goce del cuerpo. Y ello porque es un sentimiento más intelectual, de ahí que aquellos filósofos que desconfían de la pasión lo hayan preferido siempre. El amor, sobre todo en la duración, tiene todos los rasgos positivos de la amistad.

Pero el amor se relaciona con la totalidad del ser del otro, y el abandono del cuerpo es el símbolo material de esta totalidad. Se dirá: “¡Pero no! Es el deseo y sólo él quien funciona, entonces.”. Yo sostengo que, en el elemento del amor declarado, es esta declaración, incluso si es todavía latente, la que produce los efectos de deseo, y no directamente el deseo. El amor quiere que su prueba envuelva el deseo.
La ceremonia de los cuerpos es entonces el testimonio material de la palabra, es aquello a través de lo cual pasa la idea de que la promesa de una reinvención de la vida será sostenida, y primero a ras de cuerpo. Pero los amantes saben, hasta en el más violento delirio, que el amor está ahí, como un ángel guardián de los cuerpos, en el despertar, en la mañana, cuando la paz desciende sobre la prueba de que los cuerpos han entendido la declaración de amor. He ahí la razón por la cual el amor no puede ser, y creo que no lo es para nadie sino para los ideólogos interesados en su pérdida, un simple revestimiento del deseo sexual, una astucia complicada y quimérica para que se cumpla la reproducción de la especie.


En Elogio del amor, (fragmento) una conversación con Nicolas Truong
Traductor: Solé Mariño, José María

 
 
                                        ©Musée d´Orsay/Toulouse Lautrec - En la cama - 1892