domingo, 4 de abril de 2010

LOS OGROS TEMEN A LOS UNICORNIOS

.
.







Hay una coincidencia entre la "teoría" de Wilfred Bion (en la fotografía) y la "teoría" de Krishnamurti. La diferencia estriba en que lo que dice Bion está dirigido a lo que es el psicoanálisis y Krishnamurti nos habla para una manera de vivir en general. Lo que en Bion es un conocimiento para psicoanalistas especializados en Krishnamurti es una charla dirigida en principio a todos los públicos. (sus libros se vendían en los setenta en los kioscos de revistas en Barcelona). Quizas la coincidencia esté en que Bion nació en la India y tuvo una "Nany" hindú; me aventuro a decir que el aspecto "místico" en algunos conceptos de Bion proviene más de su Nany que de Melanie Klein que fué su psicoanalista durante tres años.
.
En Bion los conceptos tienen una estabilidad exigida por el contexto en el que se mueve, y no cambia los términos como lo hace Krishnamurti a través de los años. En esta entrada intento transmitir el concepto de Fé en Bion; me parece un término afortunado para nominar su visión del hecho.
.
Nos dice que solo puede haber una aproximación a la Verdad en tanto se tolere el "no saber", no debe interesarnos el "porqué". (Por supuesto hablando de lo psíquico). Preguntarnos qué es y no porqué es. El desear saber la verdad a toda costa, y no ser tolerantes con el no saber, dice que nos puede llevar a una verdadera estupidez.
.
Hay tres demonios para combatir con La Fe: la memoria (el pasado), el deseo (futuro) y el querer saber. Es decir que se trata de renunciar a recordar, a desear y a comprender. (mejor dicho que esto esté subordinado a otro estado: el estado de la Fé) "Para poder flotar en un agua infectada de tiburones"(Bion).
.
Estando la mente en un estado Fe significa que podemos admitir que los fenómenos pueden no tener significados.
La Verdad Absoluta no puede ser conocida por ningún ser humano; puede saberse acerca de ella, se la puede intuir y sentir su presencia, pero no se la puede conocer. Es posible ser uno con ella. Los místicos religiosos quizás sean los que más se han aproximado.
.
La Fé es un espacio mental sin pensamientos porque entra en el lado de lo irrepresentable, de lo que es imposible ser pensado, pero que existe sin producir dolor mental.
La Fé es un espacio mental sin pensamientos porque no se corresponde con la experiencia sensorial, sino con la experiencia emocional. Poner esto en juego es el acto de Fé.
.
Dice Leandro Stitzman que evolutivamente se ubica la Fe en un espacio mental sin pensamientos que se forma en la mente como consecuencia de la experiencia de Ternura: Fé es el lugar de la mente en el que por primera vez se experimentó emocionalmente la Ternura.
"Armados" con la Fe podemos entrar en el territorio del Ogro. Los Ogros temen a los Unicornios
.
Sergio Canadé - Santa Cruz De Tenerife - Domingo de Gloria - 2010

1 comentario:

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y Doris Pratt.

"Recuerdo un entrevista con Krishnaji en la que le dije que quería discutir mi problema. El problema era que quería dejar de fumar. Me dijo: "Señora Pratt, me ha hablado usted de su problema, pero, en realidad, las cuestiones son cuatro. El hecho es que usted fuma, y a él se une, en primer lugar, la falacia de que fuma y le gusta. La segunda falacia es que desearía no fumar; y de ella surge a continuación el ideal: usted desería ser ese ideal, alguien que no hubiera fumado nunca. Y por último, existe el vacío interior que le hace a uno fumar, volcarse en el sexo, o cualquier otra cosa". De modo que había un conflicto entre el hecho y el vacío, y en medio de él estaba la falacia, el mito. Un momento después añadió: "¡Cielo santo, el mito al que yo en un tiempo me aferré! Creí que había de ser el Maestro del mundo, cuando en realidad era un joven común, y quería hacer todo lo que un joven quiere hacer: enamorarse, montar en motocicleta, hacer carreras... En aquel tiempo era simplemente un joven. Y me debatí entre el mito y el hecho".


Doris Pratt, organizadora de las charlas de Krishnamurti, Londres.
Krishnamurti 100 años de sabiduría, Evelyne Balu.
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/