lunes, 8 de febrero de 2010

NO RENUNCIA, RESISTE





.........."A diferencia de los beatniks", afirmó el escritor uruguayo Mario Benedetti, Salinger "no cierra los ojos, ni se droga ni se escapa. Es un atrincherado, pero no un evadido; en última instancia, es alguien que no renuncia a descubrir un sentido en la vida; alguien que, así sea pasivamente, aun resiste. Alguien que busca, con serenidad y denuedo, un punto de apoyo".

fotografía de J.D. Salinger por Anthony di Gesus en Nueva York 1952

Beatnik es un término inventado en 1958 por el periodista estadounidense Herb Caen con el fin de parodiar y referirse despectivamente a la generación beat y sus seguidores, apenas meses después de que se publicara En el camino (On the Road), la novela-manifiesto del movimiento escrita por Jack Kerouac. Los escritores beat rechazaron el término por despectivo, sin embargo el mismo fue adoptado y difundido ampliamente por los medios de comunicación, aplicándolo a un estereotipo juvenil distinguible por la forma de vestirse y arreglarse que se hizo moda, y relacionándolo con una actitud proclive a la holgazanería, el desenfreno sexual, la violencia, el vandalismo y las pandillas de delincuentes. Con el tiempo la denominación terminó siendo aplicada de manera indiscriminada, tanto al estereotipo, como a los artistas de la generación beat y sus seguidores. Los beats y los beatniks se diluyeron en la segunda mitad de la década de los sesenta inmersos en los movimientos contraculturales como los encarnados por los hippis, el rock, la revolución sexual y las luchas antirracistas y contra la guerra de Vietnam. Fuera de Estados Unidos, ambos términos "beat" y "beatnik" fueron utilizados como sinónimos, sin percibir el sentido paródico del segundo. (Wikipedia)

1 comentario:

Ro dijo...

La vida de este escritor (Jerome David Salinger) es interesante, creo entender su constante búsqueda para descubrir 'un sentido en la vida', en cuanto a la opinión de Benedetti, creo que las obras de Salinger dan esa impresión de búsqueda de sentido, de entender, pues los temas son tan humanos como psicológicos.
Espero que en los 91 años de vida, encontrara lo que buscaba (¿!)

Gracias por la entrada
Ro