domingo, 17 de enero de 2010

EL CENTAURO

.
.






La etapa del centauro para Kent Wilber...."es un estadío en el que tiene lugar una integración entre la mente y el cuerpo.....que configura un yo relativamente autónomo, un yo que ha superado el aislamiento, el atomismo y el egocentrismo.....Hay que decir en primer lugar que el yo de este estadio es consciente tanto de la mente como del cuerpo como experiencias. Es decir el yo-observador está comenzando a trascender la mente y el cuerpo, y en consecuencia, puede ser conciente de ambos como objetos de conciencia, como experiencias. No es que la mente contemple el mundo sino que el yo observador contempla al mismo tiempo, la mente y el mundo."
.
........"y el hecho de que el yo observador está comenzando ha trascender la mente y el cuerpo, le permite por ese mismo motivo, comenzar a integrar la mente y el cuerpo. Por ello le denomino centauro....De ahí el centauro, un estadio en el que la mente y el cuerpo constituyen experiencias de un yo integrado.
.
pregunta: Usted también denomina al centauro nivel existencial. En este punto de la evolución usted se encuentra a solas consigo mismo. Ha dejado atrás la fe ciega en los roles y en las reglas convencionales de la sociedad, ha superado ya la actitud etnocéntrica y sociocéntrica y se ha adentrado en un espacio en el que puede resbalar y malograr la libertad recién adquirida
.

......Esta consciencia aperspectivista puede llegar a ser muy desconcertante porque todos los puntos de vista empiezan a parecer relativos e interdependientes, no hay nada absolutamente fundacional, ningún lugar en el que apoyar la cabeza y decir: ¡He llegado!
......Pero el hecho de que todas las perspectivas sean relativas no significa que unas no sean relativamente mejores que otras. La visión mundicéntrica es mejor que la etnocéntrica, la cual a su vez es mejor que la egocéntrica, porque cada una de ellas es más profunda que sus predecesoras.
.
....Si olvidamos esto y sólo tenemos en cuenta la relatividad de las distintas perspectivas correremos el peligro de caer en una locura aperspectivista que termine paralizando la voluntad y el juicio. La dimensión aperspectivista no supone que el Espíritu se haya quedado ciego a lo largo del proceso, sino que está contemplando el mundo a través de infinitos y milagrosos puntos de vista"....
.
Kent Wilber - Breve historia de todas las cosas - cap.11 -1996
.
imagen: Centauro - imagen digital - 2009

1 comentario:

Ro dijo...

“…ningún lugar en el que apoyar la cabeza y decir: ¡He llegado!”
Cuán cierto, y en verdad que relativas las perspectivas que en algún momento pueden parecer el camino ideal, o de hecho tal vez en ese instante en el tiempo lo son. Producto de diferentes circunstancias, las perspectivas se van ampliando, supongo que es parte de evolucionar, de adaptarse, o tal vez de las propias necesidades existenciales que 'exigen' nuevas maneras de percibir el entorno, y a uno mismo…
En este punto, solo puedo decir que algunas veces me gustaría transitar de un estadio a otro más liberador, en menor tiempo –entiendo que también es relativo- y que va en función de otros factores y no necesariamente del factor tiempo. Procuro no liarme con demasiadas opciones, enfoques, perspectivas, aunque me engolosina echar un vistazo a todas las que surjan y sea capaz de percibir, sin pervertir mi mente o entrar en debates agotadores que me lleven a ninguna parte.
Como siempre, leo tus post y me quedo toda la semana reflexiva.
Gracias, te dejo un abrazo
Ro